NUTRICION: EL PAN. VERDADES Y MENTIRAS

El pan es desde tiempos remotos la base de la alimentación humana en casi todas las culturas. El pan es muy valioso desde el punto de vista nutricional, pero hay en torno a él una serie de creencias que pueden estar equivocadas. Vamos a hablar de las verdades y mentiras acerca del pan.

EL PAN. VERDADES Y MENTIRAS

EL PAN ENGORDA: FALSO
Es la leyenda negra más arraigada en torno al pan y que hace que se consuma en mucha menos cantidad de la deseada. Si comemos una cantidad moderada de pan y adecuada a nuestra actividad física, nuestro peso no debería verse alterado por ello. El pan no tiene apenas grasa y resulta muy saciante. Lo que sí puede engordarnos son los acompañamientos que le ponemos al pan: mantequillas, mermeladas, embutidos, etc. Esto es, alimentos con un alto aporte calórico. Se ha comprobado que, por ejemplo, los niños que comen más pan que otros productos (bollería y pasteles) sufren de menos sobrepeso que otros que no lo hacen.

EL PAN INTEGRAL ENGORDA MENOS: FALSO
Tanto el pan integral como el blanco tienen más o menos el mismo aporte calórico (Pan integral:228kcalorías/100g y pan blanco:258 kcalorías/100g). Lo que sí es cierto es que el pan integral tiene un mayor contenido en fibra que facilita el tránsito intestinal y es más saciante, con lo que la sensación de hambre, cuando se consume, tarda más en aparecer de nuevo.

LA MIGA DE PAN ENGORDA MAS QUE LA CORTEZA: FALSO
Miga y corteza pertenecen al mismo alimento y tienen el mismo aporte calórico, lo que ocurre es que la corteza al hornearse pierde agua y los nutrientes están más concentrados en ella, por lo tanto en igualdad de peso, la corteza tendrá más calorías que la miga. Justo todo lo contrario de lo que se cree.

EL PAN DEBE FORMAR PARTE DE TODA DIETA EQUILIBRADA: VERDADERO
En una dieta equilibrada el 50% de las calorías debrían proceder de hidratos de carbono, y el pan es es la fuente ideal para obtenerlas. En la actualidad la falta de consumo de pan hace que este equilibrio se vea alterado, disminuyendo el aporte de hidratos de carbono frente al aumento de proteínas y grasas. Aumentar correctamente el consumo de pan ayudará a mantener el equilibrio nutricional adecuado.

EL PAN DE MOLDE ES MENOS SALUDABLE QUE EL PAN COMÚN: VERDADERO
El pan de molde tiene de un 2 a un 6% de contenido en grasa frente al 1’5% del pan común. Algunas marcas emplean además aceite hidrogenado, lo que hace que el porcentaje de grasas saturadas sea aún mayor. La cantidad de sodio es mayor en el pan de molde que en el pan común, y ya sabemos que el aumento de sodio favorece la retención de líquidos con el consiguiente aumento de volúmen. El pan de molde tiene además una cantidad de conservantes y aditivos, necesarios para su conservación, que no se encuentran presentes en el pan común.

EL PAN INTEGRAL ES MAS NUTRITIVO QUE EL PAN BLANCO: VERDADERO
El auténtico pan integral (no todos los que se venden bajo este nombre lo son), contiene harina integral que está elaborada con el grano del cereal completo, con la cáscara y el germen de trigo, que es la parte más rica en vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales y vitaminas del grupo B. La harina blanca refinada ha perdido en este proceso el germen de trigo de alto valor nutricional.

LOS CELIACOS NO PUEDEN COMER PAN: FALSO
Las personas celíacas o con intolerancia al gluten no pueden tomar ningún pan elaborado con harina de trigo, centeno, cebada o avena, ya que todos estos cereales contienen gluten. Sin embargo, hay panes elaborados con almidón de maíz que se pueden hornear y utilizar como cualquier otro tipo de pan. Una muestra es el pan de la marca Noglut.

EL PAN DE CENTENO TIENE MAS FIBRA QUE EL DE TRIGO: VERDADERO
En contrapartida tiene menos proteínas y grasas. Es muy recomendable para aquellas personas que padecen estreñimiento y para diabéticos, porque reduce la absorción de azúcares simples, y para los que sufren de hipercolesteronemia.

NO TODO LO QUE SE VENDE COMO PAN INTEGRAL LO ES REALMENTE: VERDADERO
Para que se pueda considerar que un pan integral lo es realmente debe contener al menos un 75% del salvado de la harina integral original. Lo que sucede es que a veces se incorpora un poco de harina integral al pan blanco, sin duda tendrá más contenido en fibra que el pan blanco normal, pero no se puede considerar que sea un pan integral auténtico.

Originally posted 2011-05-23 11:00:49.

2 comments for “NUTRICION: EL PAN. VERDADES Y MENTIRAS

  1. Contrapunto
    mayo 24, 2011 at 2:54 am

    Me encanta el pan,en todas sus variedades.
    y eso de que: “pan con pan, comida de tontos”
    MENTIRA, para mi es el mejor postre,
    eso si con medida.
    Un placer volver a encontrarte.

    • Mujer
      mayo 24, 2011 at 7:42 am

      ¡Y qué triste es una mesa sin pan! El placer es mútuo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *