Cómo elegir un protector solar

Aunque ya ha avanzado bastante el verano, muchos comienzan sus vacaciones dentro de pocos días, y para que podamos sentirnos seguras durante estos días de descanso, hoy vamos a centrarnos en el modo a seguir para elegir un protector solar adecuado para cada una de nosotras.

Cómo elegir un protector solar

La necesidad de un protector solar

Estos días son fantásticos para aprovechar y ponernos morenas bajo el sol, pero también es cierto que corremos el riesgo de perder la hidratación adecuada de nuestra piel e incluso nos vemos sometidas a muchas horas de sol, por lo que nuestra piel está corriendo peligro, y no hay nada mejor que elegir un protector solar adecuado para crear la perfecta barrera que evite estos problemas.

Además del protector solar, las gorras y sombreros así como las gafas de sol e incluso las prendas de ropa también nos ayudarán a sentirnos mucho más protegidas.

El protector solar ideal

Lo primero que vemos a la hora de elegir un protector solar es el factor de protección, lo cual es una numeración que indica la cantidad de radiación solar extra que podrá aguantar nuestro cuerpo al aplicar dicha crema.

En este sentido tenemos distintas numeraciones que generalmente son 6, 15, 30 y otras superiores a 50.

Por norma general, nunca elegiremos un protector solar con un factor de protección por debajo de 30, ya que prácticamente no nos servirá para nada, puesto que no estamos consiguiendo una filtración efectiva de la radiación solar.

Si somos de piel morena de forma natural, un factor de protección de 30 puede ser suficiente, ya que lograremos filtrar aproximadamente un 80% de la radiación. No obstante, si tenemos la piel blanca, el factor de protección siempre será superior a 30, y si somos habituales de países del norte y nuestra piel es muy blanca, nunca deberemos elegir un factor de protección por debajo del 50.

Otro aspecto que debemos analizar a la hora de elegir un protector solar es el tipo de textura que más nos interesa; existe protector solar en crema, en emulsión, en spray y en loción además de otros.

También es muy importante utilizar un protector solar que sea resistente al agua, especialmente si vamos a pasar los días en la playa o en la piscina.

A la hora de aplicar el producto, lo más normal es que tengamos que repetir la acción cada dos horas durante todo el tiempo que estemos bajo la influencia del sol.

Originally posted 2014-07-29 09:00:59.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *