Cómo cuidar la piel

cuidar la piel

Una de las claves para sacar a la luz nuestra belleza es cuidar nuestra piel. Una tez con brillo, tono, firme y sin imperfecciones es nuestra mejor carta de presentación. Cada mujer tiene un tipo de piel distinta, según su comportamiento- normal, mixta, grasa, seca, o sensible- y  cada una  de ellas, una rutina distinta.

La piel normal es la más equilibrada en cuanto a su contenido en agua y grasa, por lo que su cuidado es el más fácil y nos servirá de base. Lo primero siempre es limpiar el rostro con un producto facial e hidratar por la mañana. Se recomienda usar un protector solar para prevenir los daños de las agresiones externas. Por la noche, hay que repetir el proceso: lavar el rostro con un jabón neutro y un aclarado con agua fría, aplicar un tónico, sin alcohol siempre, y crema de noche nutritiva, y antiarrugas si procede. Esto es imprescindible, si nos hemos maquillado. Para un 10 hay que hacer un exfoliación  y aplicarse una mascarilla a la semana.

En la piel grasa el paso que cobra importancia es el de la limpieza y exfoliación. Todas sus lociones deben ser libres de grasas y el tónico astringente.

Si tenemos una piel seca o sensible hay que buscar cremas sin alcohol ni ácidos y limpiadores suaves, mascarillas hidratantes, en la primera, y tónicos herbáceos reguladores en la segunda, y poner énfasis en la crema solar.

La piel mixta pide atenciones variadas: más limpieza en la zona T y más hidratación en las zonas secas, donde los tónicos pueden llevar alcohol pero no ser astringentes.

Originally posted 2013-06-16 08:18:04.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *