TIROIDES Y EMBARAZO. ENFERMEDAD TIROIDEA Y GESTACION, POSPARTO, INFERTILIDAD

TIROIDES Y EMBARAZO. ENFERMEDAD TIROIDEA Y GESTACION

El tiroides es una glándula situada en la base del cuello, delante de la tráquea. El tiroides regula el metabolismo y desempeña una importante funión en la reproducción y la fertilidad de las mujeres.

La disfunción o enfermedad tiroidea, puede darse tanto por una baja actividad del tiroides: hipotiroidismo que ralentiza el metabolismo, como por un exceso de actividad: hipertiroidismo, que por el contrario acelera el metabolismo.

La enfermedad tiroidea y el embarazo

En el caso de no detectarse a tiempo, tanto el hipertiroidismo como el hipotiroidismo pueden influir negativamente en la salud de la madre gestante como en el bebé. La enfermedad tiroidea puede provocar desprendimiento prematuro de la placenta, aumenta el riesgo de parto prematuro o puede ser el origen de problemas en el futuro desarrollo del bebé.

Las embarazadas deben revisar el correcto funcionamiento de su tiroides al menos una vez al principio del embarazo. En caso de seguir ya un tratamiento, se debe revisar cada 6-8 semanas para asegurar el correcto funcionamiento de la glándula.

Los trastornos del tiroides pueden no ser percibidos claramente debido a los múltiples cambios que se producen en el embarazo y en el posparto. Se recomienda que en caso de aparecer alguno de los siguientes síntomas se consulte sin dilación con el especialista.

Síntomas principales del HIPOTIROIDISMO
– Fatiga
– Depresión
– Dolor muscular y/o articular
– Deterioro de la memoria
– Intolerancia al frío

Síntomas principales del HIPERTIROIDISMO
– Pérdida o mantenimiento del peso durante el embarazo
– Irritabilidad o ansiedad
– Aceleración del ritmo cardíaco
– Temblor de manos
– Mirada brillante

Tiroiditis posparto

Es posible que mujeres que nunca antes habían sido diagnosticadas de problemas tiroideos, los presenten durante el posparto. Es lo que se conoce como Tiroiditis posparto (TPP), es una afección transitoria que casi siempre se resuelve por sí sola un año después de haber dado a luz. En cualquier modo, toda mujer que presente cambios prolongados e su estado de salud o de ánimo deben consultar al especialista.

Tiroides e infertilidad
El tiroides juega un importante papel en la fertilidad, ya que las hormonas tiroideas tienen un efecto sobre el ovario. Si existen problemas de fertilidad conviene revisar los niveles de yodo para determinar el tratamiento.

Función e importancia del yodo

El yodo es un elemento fundamental para la fertilidad y para un organismo sano. Niveles de yodo demasiado bajos pueden provocar la aparición de un hipotiroidismo.
El yodo se puede incorporar a la dieta mediante el consumo de pescado y mariscos, pan, queso, leche de vaca, huevos y yogures.
Las mujeres en edad fértil deberían tomar 150 microgramos de yodo al día.
Las mujeres embarazadas o lactantes
deberían aumentar su consumo hasta 250 microgramos diarios, para garantizar el correcto desrrollo del tiroides de su bebé

Originally posted 2011-08-03 11:00:15.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *