PREVENCION DEL CANCER DE CUELLO DE UTERO: VACUNACION

La prevención del cáncer de cuello de útero se puede reforzar gracias a la vacunación.

PREVENCION DEL CANCER DE CUELLO DE UTERO: VACUNACION.

RAZONES PARA VACUNARSE

1. El cáncer de cuello de útero no es hereditario, siempre está provocado por el virus del papiloma humano (VPH).
Hay distintos tipos de VPH que son contagiosos y están muy extendidos; algunos de ellos pueden provocar cáncer de cuello de útero, otros tipos de cáncer ginecológico y verrugas genitales.

2. El cáncer de cuello de útero es el segundo cáncer más frecuente en mujeres en edades comprendidas entre los 15 y 45 años.

3. Hasta el 80% de mujeres sexualmente activas entrarán en contacto con el virus durante su vida y a menudo no son conscientes de que se exponen mediante el contacto sexual. Por suerte, la mayoría de las veces el VPH es eliminado por las defensas del cuerpo sin ningún síntoma aparente. Si los virus no son eliminados pueden provocar la aparición de células anormales en el cuello del útero que pueden acabar convirtiéndose en cancerosas.

4. La vacunación ayuda a combatir determinados tipos de VPH, responsables del 75% de los casos de cáncer de cuello de útero en Europa.

5. Aunque una mujer joven haya estado en contacto con un tipo de VPH en el pasado, la vacunación puede protegerla contra la enfermedad genital causada por otros tipos que incluye la vacuna.

6. Desde 2008 las autoridades sanitarias recomiendan la vacunación frente al VPH que se aplica a través de programas de vacunación regionales para adolescentes (entre 11 y 14 años). Además existe una indicación de vacunación aprobada por las autoridades sanitarias para mujeres de hasta 26 años.

7. La OMS reconoce la alta eficacia y seguridad de la vacunación frente al VPH.

8. El test de Papanicolau (citología) mediante el cribado ayuda a detectar las anomalías del cuello del útero y la vacunación ayuda a prevenir el cáncer cervical.

9. La vacunación combinada con el cribado maximiza la efectividad de la prevención del cáncer de cuello de útero.

– La vacuna se administra en una pauta de tres inyecciones durante un periodo de seis meses. La segunda y tercera dosis deben administrarse entre dos y seis meses (respectivamente) después de la primera dosis.

Fuente: S.E.G.O. (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia)

Originally posted 2011-02-25 10:00:31.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *