DIETA PARA CONSEGUIR UN VIENTRE PLANO (Dietas adelgazantes)

DIETA PARA CONSEGUIR UN VIENTRE PLANO

Estos consejos os pueden ayudar a conseguir un vientre plano ahora que se acerca el verano

Comer más fibra. La falta de fibra provoca estreñimiento, algo que favorece la acumulación de grasas y líquidos y la hinchazón del abdomen. Se recomienda un mínimo de 25 gramos de fibra al día que podemos comer a partir de las frutas, las verduras, los cereales integrales o las legumbres. Además, evitaremos los gases, que también hinchan muchísimo y son extremadamente incómodos.

Cuidado con los carbohidratos. Son imprescindibles en nuestra dieta, y no se deben abandonar. Deben representar alrededor del 45% de tu alimentación diaria pero nunca más porque se retendrían más líquidos, y provocarían hinchazón y un vientre más voluminoso. Si se opta por los hidratos de carbono integrales (arroz, pasta, harina…) siempre serán más saludables porque además aportarán fibra.

– Para conseguir un vientre plano son imprescindibles dos litros de agua al día. Aunque inicialmente se llena el estómago, se elimina muy rápidamente y ayuda a deshacerse de líquidos y grasas sobrantes, purifica el cuerpo de sodio (que produce acumulación de fluidos) y, a la larga, termina por favorecer un vientre más plano. Las frutas y las verduras también contienen agua.

Evitar las bebidas con gas. Mientras que el agua se puede beber hasta la saciedad, las bebidas carbonatadas son las grandes enemigas para tener un vientre plano. El gas aumenta la hinchazón, provoca gases y el dióxido de carbono de las burbujas hace que el estómago se vacíe más lentamente.

Vigilar la sal. Y es que el sodio que contiene produce retención de líquidos que se pueden acumular en el abdomen, abultándolo. Lo ideal es no tomar más de una cucharada de café de sal al día repartida entre todos los alimentos. Se pueden buscar alternativas como las especias para dar sabor a las comidas.

Favorecer las digestiones fáciles. Sólo hay que seguir sencillas normas como no dormir inmediatamente después de una comida, no atiborrarse a líquidos durante las comidas, hacer cinco comidas ligeras al día y cenar pronto.

No masticar chicle Al masticarlo se traga una gran cantidad de aire Ese aire no tiene calorías pero va directo al estómago y provoca hinchazón.

Cocer las verduras Las verduras son grandes aliadas en dietas para adelgazar por su escaso valor calórico y sus grandes beneficios. Eso sí, es recomendable no comerlas crudas del todo sino ligeramente cocidas (al dente). Conservarán sus nutrientes pero ocuparán menos en el estómago, reduciendo la hinchazón.

Prohibidos los fritos y las grasas. Tienen un alto contenido en grasas saturadas, de digestión muy lenta y hacen sentir demasiado pesada.

Vigilar las intolerancias. Si se tiene intolerancia a ciertos alimentos, éstos podrían provocar hinchazón en el vientre.

Originally posted 2011-03-28 16:00:29.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *