CORTE DE DIGESTION: COMO EVITAR EL CORTE DE DIGESTION

CORTE DE DIGESTION. COMO EVITAR EL CORTE DE DIGESTION

El corte de digestión ha sido una idea que ha ido teniendo detractores y defensores a lo largo de los últimos tiempos. Unos decían que no pasaba nada por meterse en el agua en plena digestión y otros, en cambio, optaban por esperar unas horas antes de volverse a bañar después de una comida.

Vamos a ver si aclaramos algunos conceptos.

El mal llamado “corte de digestión” es en realidad un síncope por hidrocución, y esto puede producirse en plena digestión o no.
El síncope por hidrocución se produce al introducirse bruscamente en agua fría, después de haber comido, tras una prolongada exposición al sol o tras haber hecho un ejercicio físico importante.

¿Qué es lo que ocurre?

Al introducirse en el agua fría se produce una vasoconstricción de los vasos sanguíneos, que van a aportar sangre a los órganos que más lo precisen en ese momento, para explicarlo de manera sencilla.

Así pues, cuando estamos haciendo la digestión, nuestro aparato digestivo está realizando un trabajo importante y precisa de un mayor aporte sanguíneo, al producirse esa vasoconstricción de la que hablaba, se sufren mareos, palidez cutánea, vómitos, e incluso, pérdida de conciencia.

Por lo tanto, no hay que tomárselo a la ligera. Hay que actuar siempre con prudencia, y tras una comida es conveniente esperar un par de horas antes de lanzarse de nuevo al agua. Las duchas previas al baño en una piscina, por ejemplo, ayudan a mitigar los posibles efectos negativos de una zambullida.
Cuando se va a la playa, no es conveniente hacer comidas copiosas, es mejor, comer poco y más a menudo.

Tras una larga exposición al sol o después de hacer ejercicio, conviene hacernos pasar el calor poniéndonos a la sombra, y cuando ya no sentimos tanto calor, meternos en el agua.

En el caso de ver a alguien que ha sufrido un corte de digestión hay que sacarlo rapidamente del agua, dejarlo descansar en el lugar más fresco posible y si se trata de un caso en el que haya pérdida de conciencia o parada cardiorespiratoria no hace falta decir que hay que llamar inmediatamente a los servicios de urgencia.

No olvidemos meter la prudencia en nuestra maleta para las vacaciones, seguro que saldremos ganando

Originally posted 2011-07-03 06:00:29.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *