CONSEJOS PARA LA COMPRA DE UNA VIVIENDA

CONSEJOS PARA LA COMPRA DE UNA VIVIENDA

La compra de una vivienda será, posiblemente, uno de las operaciones financieras más importantes que se puedan hacer en la vida, por eso hay que proceder con cautela y asesorarse lo mejor posible para no dar pasos equivocados y cometer errores.

En primer lugar, si no se ha hecho nunca hay que pedir consejos a los entendidos. No tener apuro en preguntar lo que no se sabe, y si es necesario, hacérselo repetir varias veces hasta estar seguro de que se comprende el lenguaje y a lo que nos vamos a comprometer.

Es obvio que para la compra de una vivienda lo que hay que tener claro en el punto de partida son nuestras necesidades: situación familiar, cercanía o buenas comunicaciones para acudir al puesto de trabajo, colegios en el caso de que se tengan hijos en edad escolar o se piensen tener, servicios, etc. A veces los sueños de la vivienda ideal no coinciden con las situaciones de vida real que tenemos, y deberemos saber ceder y acoplarnos a ellos.

Antes de hacer nada deberemos poner en orden nuestras finanzas, saber con que dinero contamos o que posibilidades de financiación tenemos. Deberemos familiarizarnos con los procedimientos de préstamos e hipotecas, acudir a diversas entidades bancarias para comparar el trato que nos ofrece cada una de ellas. Cuando vayamos a comprar, este tema debería estar solucionado, de lo contrario, el vendedor puede que no se arriesgue a vender.

Es importante saber buscar el vendedor, es decir, quien tenga necesidad de vender: viviendas que proceden de herencias y que los herederos deseen poner a la venta, personas que se deban trasladar por motivos de trabajo, entidades bancarias que poseen pisos procedentes de deshaucios, etc. Contra más necesidad de vender se tenga mejor precio se puede conseguir. Un recurso interesante para comprar es buscar en las inmobiliarias de bancos

Es importante que el vendedor vea que tienes posibilidades reales de comprar y que deseas hacerlo. Haz tu oferta y pon un plazo de tiempo para comprar. Por desgracia, en tiempos de crisis hay mucha oferta inmobiliaria, y el vendedor lo sabe y si tu oferta es justa le convendrá no demorar la venta, de lo contrario tu seguirás buscando por otra parte. Tu oferta puede ser más baja en un principio de lo que puede ser el precio deseado por el vendedor, y tienes que hacerla sabiendo que tal vez la tengas que subir, así que asegúrate de poder hacerlo antes de proponer una cantidad, pero también debes poner un máximo y mantenerlo. Todos hemos ido a comprar algo alguna vez y nos han dicho aquello de “tengo a otras personas interesadas en esta venta, no se demore”, haz tú lo mismo. Si demuestras tu solvenccia como comprador, el vendedor lo verá y se podrá llegar a un acuerdo beneficioso para ambas partes mucho antes.

Originally posted 2012-02-18 15:14:24.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *