CONSEJOS PARA ADELGAZAR

CONSEJOS PARA ADELGAZAR

No os voy a hablar de dietas, os voy a hablar de actitudes que tal vez tengamos que modificar para evitar ganar peso. Como en casi todas las cosas de la vida, el cerebro es el principal regulador de muchos desajustes, entre los que está el sobrepeso. Son unos consejos muy simples, casi obvios pero que si los seguimos veremos lo beneficiosos que pueden llegar a ser.

Empecemos, veamos cuáles son esos consejos para adelgazar.

Planificar las comidas – Improvisar a última hora va a hacer que acabemos comiendo mal: repetiremos menús, equilibraremos mal los nutrientes, o lo qu es peor, acabaremos comiendo un bocadillo. Pero para planificar las comidas es preciso organizar bien la compra y disponer de alimentos frescos, frutas y verduras así como carnes y pescados. Calculemos el tiempo que nos puede llevar hacer una pequeña lista de comidas para la semana. Veremos que no es tanto tiempo y sí muy beneficioso.

Comer despacio – Es decir, nada de comer de pie. Poner la mesa bien puesta aunque sea para uno sólo, si disfrutamos comiendo lo haremos más despacio, algo placentero siempre queremos que sea duradero. No importa si la comida es sencilla, comer ha de suponer un gusto. Si tenemos esta actitud, comeremos más despacio y masticaremos bien los alimentos, algo que es imprescindible para adelgazar.

Hacer cinco comidas al día – Mejor menos cantidad y más frecuentemente que dos atracones al día. Esto hará que nuestros niveles de glucosa no desciendan peligrosamente y nos invadan unas ganas irrefrenables de comer lo primero que encontremos, y que generalmente suele ser algo que engorda.

Controlar la ansiedad por picar – Ésto es algo que nos sucede a casi todas las personas, pero no es imposible controlarlo. Cuando nos invaden estas ganas de picar os daría el mismo consejo que se da a los fumadores que desean abandonar el tabaco: espera a que se te pasen, pero esto no es suficiente: distráete, aléjate de la nevera, ocúpate en algo y lo más importante: relájate. Una buena técnica es hacer respiraciones abdominales profundas durante cinco minutos.

No obsesionarse con el peso – Hay que pesarse una vez a la semana. Si nos cuesta perder peso, nos va a desanimar ver que a lo mejor de un día para otro no hemos perdido nada, a pesar de nuestras buenas intenciones y sacrificios. Así que nada de pesarse a diario. Una vez a la semana es más que suficiente.

Hacer ejercicio – Pero un ejercicio placentero. El ejercicio no debe suponer un castigo. Para muchas mujeres ir al gimnasio es un tormento, a otras les entusiasma, pero para hacer ejercicio basta con caminar. Un buen paseo, por un lugar agradable y a buen ritmo es un hábito que debería formar parte de nuestra vida diaria. Levantarse un poco más temprano e ir andando al trabajo, o al menos hacer una parte del recorrido caminando nos tonificará, y si es por la noche, nos ayudará a relajarnos. veremos que unos sencillos paseos modelan nuestro cuerpo si somos regulares al hacerlos.

Originally posted 2012-06-26 08:00:19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *