COMO ORGANIZAR Y CUIDAR LA BIBLIOTECA DE CASA

Saber como organizar y cuidar la biblioteca de casa, para los que somos lectores empedernidos, suele ser un trabajo en el que empleamos mucho tiempo. Periodicamente vamos cambiando volúmenes para optimizar mejor el espacio y para ir incorporando nuevos ejemplares.
Sea como sea, hay unas normas que nos pueden ayudar a que no se tenga que hacer demasiado trabajo para mantener nuestra biblioteca en orden.
En una casa, si se lee mucho, suelen haber libros en muchos lugares, a no ser que se sea un afortunado y se tenga una biblioteca que ocupe toda una habitación del suelo al techo, lo cual no es muy habitual.

Para organizar la biblioteca (es decir, todos nuestros libros) hay que clasificarlos por temas: viajes, arte, técnicos, novelas, biografías, ensayos, poesías, cocina, hobbies…
Yo aconsejo destinar unos espacios para cada tipo de libros. Por ejemplo los libros de estudio o técnicos es más lógico que estén en nuestra zona de despacho o trabajo, que en el salón.
Dependerá del espacio del que se disponga, pero, si se puede es muy práctico tener una librería con puertas acristaladas donde se pueden colocar libros que se consulten poco, o aquellos más valiosos. Las puertas los preservarán de acumular polvo, que siempre acaba dañando el papel.
La librería, una o varias, es conveniente que tenga los estantes de altura regulable, ya que hay libros de todas las medidas. Los más grandes y pesados se deben poner en los estantes inferiores, y los más manejables en los superiores.
Cuando se organiza o se reestructura la biblioteca de casa, es un buen momento para desechar aquellos que a lo mejor no nos gustan mucho o no nos interesan. Siempre se pueden donar a una biblioteca o vender.
Se procurará agruparlos por temas, y autores, así será mucho más facil localizar alguno cuando se busque.
Al colocarlos en los estantes hay que procurar que se puedan sacar con facilidad, es decir, no meterlos a presión. Se acaban estropeando.
No colocarlos hasta el fondo del estante, ya que los más pequeños se acaban perdiendo de vista.
Siempre es más conveniente, y más bonito, no mezclar libros y adornos, acaban dificultando el acceso a los mismos.
Los libros de recetas de cocina han de tener su espacio donde se van a utilizar, es decir, en la cocina. Los vamos a consultar mucho más si los tenemos accesibles.
Si se tiene tiempo, es muy util hacer una guía de los libros que tenemos y la localización donde los tenemos. Cuando hay muchos os puedo decir que resulta muy util.
Para el cuidado de los libros bastará que periodicamente les saquemos el polvo. Si tenemos ejemplares con cubiertas de piel se pueden limpiar con productos específicos para la piel y evitar que se cuartee.

Originally posted 2011-03-07 10:00:41.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *