VIAJAR CON NIÑOS: VIAJAR EN COCHE

VIAJAR CON NIÑOS: VIAJAR EN COCHE

El coche suele ser uno de los medios de transporte más utilizados para viajar. Cuando hay niños, los viajes largos suelen ser más complicados, ya que los niños se aburren o se sienten incómodos mucho rato seguido dentro del coche. Todos tenemos en el recuerdo interminables sesiones de “¿Cuándo llegamos? ¿Falta mucho? ¡Me aburro!”, si hay más de un niño entonces suelen ser frecuentes las peleas o discusiones…en fín, hay que armarse de paciencia y recursos.

Jugar a algo con ellos, a juegos como el “veo veo”, cantar, jugar a las adivinanzas, cuando ya son un poco mayorcitos les entretiene.

De todas maneras, hay que hacer etapas en los viajes. Si a un adulto se le pueden hacer pesadas más de dos horas seguidas de viaje, a un niño mucho más. Las paradas no han de ser necesariamente muy largas, aunque sí frecuentes. Existe también la solución de los DVD portátiles, pero tampoco conviene abusar, y además hay niños que se marean si fijan la vista en pantallas o libros.

La seguridad es lo más importante cuando se viaja con niños en coche. Deben ir en sillitas homologadas y apropiadas a su peso y altura. Si solo hay una sillita, es mejor que vaya colocada en el centro del asiento trasero, ya que la distancia mayor a las puertas la hace más segura en caso de impacto.

Se recomienda que los bebés de menos de 9 kilos viajen sentados en sentido contrario a la marcha. Esto se entiende si se piensa que en un bebé la cabeza es mucho más grande en proporcion al cuerpo, en caso de choque o frenazo brusco el movimiento de reacción se ve mitigado por el propio respaldo de la sillita.

Hay que llevar siempre algunas galletas, agua y bolsas por si hay algún “incidente” y se marean.

Según la edad, ayuda hacerles participar en la programación del viaje: que sepan la ruta que se va a seguir, los sitios con interés por los que se va a pasar, etc.
Después, solo falta desear ¡buen viaje!

Originally posted 2011-05-03 06:00:40.