TRADICIONES DE SEMANA SANTA: LA MONA DE PASCUA

La Mona de Pascua es un postre típico de las regiones aragonesa, valenciana, catalana y de ciertas zonas de Murcia. Es una torta de la Pascua que simboliza el fin de las abstinencias cuaresmales y el fin de la Semana Santa.

El nombre proviene de la munna término árabe que significa «provisión de la boca», regalo que los moriscos hacían a sus señores.

Originariamente sus ingredientes eran harina, azúcar, huevos y sal. Es tradición que el padrino regale la Mona al ahijado o ahijada, inicialmente se adornaba con tantos huevos duros como años tenía el ahijado.

La Mona ha ido evolucionando con el paso del tiempo, y aunque se sigue haciendo la torta como antiguamente, es muy popular que tenga forma de pastel con bizcocho, relleno de crema, mermelada o chocolate, recubriendo el lateral con almendras. Los huevos de gallina se han sustituido por huevos de chocolate. En algunas partes de las Islas Baleares se recubre con merengue.

El chocolate ha ido ganando protagonismo en las Monas, habiendo pasteleros que hacen auténticas esculturas que suelen representar figuras o personajes populares. También es muy frecuente que los más pequeños quieran como adorno de su Mona, a los personajes de dibujos animados o deportistas preferidos y de más actualidad.

El Lunes de Pascua es tradición que se reúnan dos o tres familias o un grupo de amigos y que vayan a comer la mona juntos a algún lugar, en un festín en el que no faltan las chuletas de cordero, conejo a la brasa, la paella y, sobre todo, el vino, convirtiéndose este lunes de Pascua en el “día de la Mona”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *