CUIDADO DE LAS SARTENES

Las sartenes son probablemente las piezas más delicadas de nuestra batería de cocina.¿Cuántas veces no se os ha pegado algo, una tortilla por ejemplo, por no haber cuidado convenientemente la sarten?
Esto se debe a los tratamientos antiadherentes que casi todas las sartenes llevan y que pierden su eficacia por lavarlas mal.
Una sarten nunca debe ser rascada o frotada con un estropajo o productos abrasivos, se debe lavar con una esponja suave, y frotando suavemente. Si han quedado restos de comida pegados, se deja un rato en remojo y se desprenderán facilmente.

Las sartenes de teflón o bien otras con otro recubrimiento resultan afectadas cuando las sometemos a temperaturas que ronden los 250º sin nada. Hemos de evitar que se alcancen temperaturas tan elevadas.

Las sartenes de acero inoxidable o hierro admiten una limpieza con estropajo, pero también suelen ser en las que la comida se pega más facilmente.

Yo aconsejo que se tengan varias sartenes para diversos usos. Por ejemplo, la sartén para hacer un sofrito de tomate yo no la uso para nada más. La acidez del tomate hace que después, aunque la limpiemos bien, se pegue cualquier otra cosa que cocinemos. Así tengo una sartén para sofritos, otra para freír y otra reservada solamente para tortillas.

Un consejo de nuestras abuelas: una vez limpia y seca, pasar un papel de cocina impregnado en un poco de aceite por el interior de la sartén, a mí me funciona estupendamente.

Originally posted 2011-07-09 11:00:58.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *