Control Ginecológico

CONTROL GINECOLOGICO – Esa visita antipática.

Al común de las mujeres, salvo que estemos embarazadas, acudir al ginecólogo no suele entusiasmarnos. Esas revisiones, cuando no nos duele nada ni en nuestro cuerpo hemos apreciado ningún cambio que nos haya alarmado, nos parece que son algo que se puede posponer un poco más. Ya iré, pensamos; y cuando volvemos a mirar el calendario resulta que al año transcurrido desde la última revisión se le han sumado otros 365 días, o sea, que ya han pasado dos.
Pero si por una de aquellas fatales casualidades, en nuestro entorno hay alguna mujer que presenta un problema, entonces acudimos escopeteadas a hacernos todo tipo de pruebas que nos aseguren que no estamos en ninguna situación de riesgo.
La medicina no es una ciencia exacta, nadie nos puede asegurar que lo que hoy funciona bien, mañana no presente algún problema, pero seguro que si somos cuidadosas, el riesgo de que no lleguemos a tiempo será casi nulo.
Querámonos un poco más a nosotras mismas y cuidémonos como es debido. hay muchas mujeres que posponen durante años el control ginecológico, grave error.
Recuerda:
Control ginecológico completo, con citologia y ecografía anual.
A partir de los cuarenta años, mamografía anual o como mucho cada dos años, no más.

Ante cualquier transtorno, evidentemente nunca hay que esperar. Al ginecólogo deben acudir todas las mujeres, con vida sexual activa o no.

Originally posted 2010-11-06 18:39:15.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *