CONTROL DEL PESO EN LA MENOPAUSIA

CONTROL DE PESO EN LA MENOPAUSIA

En la etapa de la menopausia hay una tendencia a aumentar de peso, con una redistribución del tejido adiposo que favorece su acumulación en la zona abdominal.
Si se exceden las necesidades energéticas recomendables, facilmente y de forma progresiva se tiende a la obesidad.

El aporte energético tendrá que adaptarse a cada mujer, y ser equilibrada en la relación edad-talla-peso, hábitat y actividad.

La distribución de los tres grupos de nutrientes debe ser la siguiente:

GLUCIDOS 50 a 60% de la energía diaria. 1g = 4 calorías
LIPIDOS 30 a 35% de la energía diaria. 1g = 9 calorías
PROTEINAS12 a 15% de la energía diaria. 1g = 4 calorías.

Así pues, para un control del peso en la menopausia se deben seguir las pautas siguientes:

– Disminuir la ingesta de grasas. Consumir productos lácteos descremados.
– Disminuir el consumo de productos flatulentos (pan, legumbres, pastas…)
– Limitar el consumo de bebidas refrescantes, alcohólicas y productos azucarados.
– Mantener un correcto aporte proteico a base de carnes y pescados.
– Aumentar la ingesta de verduras crudas o cocidas y frutas.
– Asegurar un aporte de fibra adecuado para favorecer el tránsito intestinal
– Realizar algún tipo de ejercicio físico a diario

Originally posted 2011-04-13 13:00:51.

2 comments for “CONTROL DEL PESO EN LA MENOPAUSIA

  1. Contrapunto
    abril 14, 2011 at 6:46 am

    En ello estoy, pues los kilos
    cuesta quitar.
    Cuando era joven, era como solta hilvanes,
    ahora es como soltar bodoques,
    pero con gimnasia y cuidandome durante
    la semana, salvo el finde y las ocasiones.
    me mantengo pero con un kilito de mas.

    • Mujer
      abril 14, 2011 at 10:00 am

      Lo que hay que pensar es que el cuerpo cambia con el paso del tiempo. Aunque se esté muy delgada, no es lo mismo. Se trata de cuidarse, de no abandonarse. Hay cosas para las que no hay remedio, pero otras las podemos controlar, sin obsesionarse. Lo malo es que los quilitos de más tienen la mala costumbre de quedarse en los sitios que menos nos gustan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *