BODA REAL MONACO: FOTOS DE LA CENA DE GALA

Después de la despedida de solteros, de la boda civil y posterior concierto y de la boda religiosa, había que hacer una cena de gala con fuegos artificiales. Y la hicieron. Fue, en lo que se suele decir “incomparable marco” de la Ópera Garnier de Montecarlo. En ese escenario volvieron a hacer acto de presencia los novios y sus familiares e invitados, con otros vestidos, todos ya de gala como lo pedía la etiqueta.
Aquí ya empezaron a aparecer las tiaras y las joyas más valiosas, aunque la novia llevaba una muy discreta y moderna.

A los novios ya se les veía más relajados y sonriendo más abiertamente, aunque sin excederse, todo hay que decirlo.

El vestido de Charlene para la ocasión, volvía a ser de Armani y volvía a tener incrustaciones de Swarovski. Nos ha quedado muy claro que eso le gusta a la nueva princesa, ya que lo ha llevado en dos de los tres vestidos nupciales. Estaba elegante y favorecida. Sólo espero que aprenda a estar más relajada, a sonreír con más naturalidad y podré decir que está guapísima.

Carolina iba otra vez de Chanel. en encaje azul noche y una tiara muy importante, que le daba un cierto aspecto de reina madre, que un poco es lo que es en el fondo.


Los tres Casiraghi, Carlota, Andrea y Pierre. Parecen sacados de un cuento de príncipes y princesas. Muy guapos.


Y aquí sus parejas: Tatiana Santo Domingo (otra que tiene que aprender a sonreír), Alex Delall y la estupenda Beatrice Borromeo, que sonríe y posa como nadie.


Estefanía hizo su entrada con el Gran Duque de Luxemburgo. La menor de los Grimaldi no llevaba tiara, solo unos pendientes largos.


A Mary de Dinamarca, espectacular, la emparejaron con Felipe de Bélgica.

Victoria de Suecia y su esposo. La princesa sueca llevaba un vestido con un corte muy helénico.


Detalle de la importante tiara que llevó Victoria, como suele ser habitual en la casa real sueca, que tienen una de las colecciones de joyas más importantes de las realezas actuales.


Magdalena y Carlos Felipe de Suecia.


Para mi gusto, demasiada joya junta.


Mette-Marit de Noruega también eligió un modelo asimétrico, lo peor el peinado.


Debido al intercambio dce parejas que organizaron para la entrada, a Marie de Dinamarca le tocó de compañero Daniel Westling.


Luis Alfonso de Borbón y señora. Muy señora.


Naomi Campbell vestida de manera muy rara como viene siendo habitual ultimamente.


Ira de Furstenberg en gasas azules.


Laurent y Claire de Bélgica.


Farah Diba muy elegante con su vestido-túnica en beig y blanco roto.


Los simpáticos Duques de Braganza.


Y los elegantes Príncipes Michael de Kent


Roger Moore y esposa, absolutamente de rojo.


La reina Paola de los belgas, muy regia en azul junto a Carlos Gustavo de Suecia.


Sophie de Inglaterra muy sonriente al lado de Guillermo de Holanda.


Máxima de Holanda, muy guapa, haciendo su entrada con Joaquín de Dinamarca.

No se han acabado aún las informaciones acerca de la boda entre Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock. Con tres días de celebraciones hay muchas imagenes que repasar. Continuará.

(Fotos: Vogue, Hola)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *